A de adulterio by Sue Grafton

By Sue Grafton

Show description

Read Online or Download A de adulterio PDF

Similar literatura y ficcion books

El viajero: la vida y la leyenda de Marco Polo (Spanish Edition)

En su vejez, Marco Polo fue apodado Marco Millones porque en Venecia todo el mundo creia que l. a. historia de sus viajes period una sarta de innumerables mentiras. Cuando estaba a punto de morir, un sacerdote le ofrecio los angeles ultima oportunidad para reconocer sus embustes pero, segun dicen, Marco Polo contesto: No he contado ni l. a. mitad de lo que vi y de lo que hice.

El apóstol número 13 Spanish

Un secreto peligroso para los cristianos, inquietante para los judios, provocador para los musulmanes. Del siglo I al siglo XX, de Judea a una abadia del norte de Francia y el Vaticano, una voragine de muertes, mentiras y manipulaciones: todos los que han intentado desvelar el enigma del decimotercer apostol no deben vivir para contarlo.

Rimado de Palacio

Pero López de Ayala es conocido como el mejor historiógrafo castellano del siglo XIV; pero fue también, junto con su contemporáneo el autor del Libro de buen amor, uno de los grandes poetas cultos. Su obra poética, contenida prácticamente completa en el Rimado de Palacio, representa lo mejor de l. a. poesía compuesta en l. a. cuaderna vía.

Extra resources for A de adulterio

Example text

El que tenemos ahora lo pusimos hace cuatro años. Hace mucho que debería haber vendido la casa, pero no quería tomar esta clase de decisiones mientras estaba en la cárcel. -Tiene que valer lo suyo. -Desde luego. El precio de los inmuebles se ha triplicado y cuando la compramos nos costó setecientos cincuenta mil dólares. La eligió él. La puso a mi nombre por motivos fiscales, aunque a mí nunca me gustó mucho. -¿Quién la decoró? -pregunté. Nikki esbozó una sonrisa tímida. -Yo. Me dio la sensación de que Laurence aún tenía menos idea que yo y me vengué de un modo sutil.

Anduve media manzana y oí el claxon de un coche. Miré a mi alrededor. Charlie Scorsoni se acercó al bordillo en un 450 SL azul pálido que le sentaba muy bien. Me sequé con la manga el sudor que me chorreaba por la cara y me acerqué al coche. -Sus mejillas están teñidas de rosicler -dijo. -Yo siempre tengo cara de infarto. Y de otras cosas que no quiero ni contarle. ¿Qué hace por aquí? -Me sentía culpable. Ayer no fui muy considerado con usted. Suba. -No, por favor -dije riendo y sin recuperar el aliento del todo-.

No creo que tuviera ningún motivo para matarlo. ¿Has pensado alguna vez si tuvo algo que ver? Nikki sonrió y se levantó para coger las tazas, los platitos y las bolsas de té. -He tenido tiempo para planteármelo a propósito de todos, pero Charlie me parece el candidato menos probable. No se benefició de ello ni económica ni profesionalmente... -Echó el agua hirviendo en las tazas. -Hasta donde puede verse a simple vista -dije, sumergiendo mi bolsita de té. -Bueno, sí, es verdad. Es posible que hubiera alguna ganancia bajo mano, pero por fuerza habría salido a relucir en los ocho años transcurridos.

Download PDF sample

Rated 4.17 of 5 – based on 40 votes